“Visca la República!” en l’Arxiu Municipal de Sant Adrià de Besòs

Cartel de la exposición "Visca la República"

Conmemoración del 90.º aniversario de la proclamación de la 2.ª República.

El Arxiu Municipal de Sant Adrià de Besòs participa en la actividad Memòria en Xarxa. Esposició compartida, de la Xarxa de Museus Locals de la Diputació de Barcelona. Una exposición dispersa en el territorio articulada en el entorno de un hecho histórico que señala los museos como depositarios de su memoria material y como transmisores de un legado cultural común.

Sant Adrià de Besòs, republicano

Arxiu Municipal de Sant Adrià de Besòs “Isabel Rojas Castroverde”   Fechas: 14/09/2021 – 20/11/2021

La proclamación de la Segunda República en Sant Adrià de Besòs el 14 de abril de 1931 coincidió con la llegada al poder municipal de las fuerzas de izquierdas. Se construía un nuevo mundo donde la sanidad, la enseñanza, la cultura o los derechos sociales y democráticos se convertirían en elementos imprescindibles para garantizar una existencia llena de la sociedad adrianenca.

Basado en el texto de: Manuel Márquez Berrocal, Sant Adrià de Besòs, 1900-1939, vol. III.

Más información en el enlace: https://www.diba.cat/es/web/opc/-/-visca-la-republica-a-sant-adria-de-besos

#República90Anys

El viaje de las arpilleras

EL VIAJE DE LAS ARPILLERAS

El viaje de las arpilleras

Las arpilleras tienen su origen en Chile, donde durante los años 70 se convirtieron en una herramienta imprescindible para la lucha social. Mediante las primeras arpilleras, se denunciaban algunas de las vivencias del país bajo el gobierno de Augusto Pinochet. El uso del textil a veces ayudaba a expresar lo que estaba prohibido decir. Las arpilleras se realizaban, principalmente, por agrupamientos de mujeres, las cuales podían así expresarse políticamente, cosa que de otra manera era muy difícil hacer. También fue una herramienta de agrupación femenina, mediante la cual también podían compartirse otras experiencias o preocupaciones.

Para las artistas de la Fundació Ateneu Sant Roc, las arpilleras han significado muchas cosas. Lo que empezó como una actividad más del Ateneu se ha convertido en uno de los rasgos distintivos de la Fundación, estableciendo un grupo fijo de arpilleristas que han colaborado en varios proyectos. La visión de estas mujeres es la que se plasma en esta compilación de arpilleras, cada una acompañada por la historia que la artista ha querido transmitir.

Maleta, fardo, arpillera: comienza el viaje

Maleta, fardo, arpillera, es una compilación de diferentes experiencias migratorias tanto del interior del país, durante la década de los 60, como otras más recientes de todo el mundo.

Esta colección se presentó como exposición en 2012, y desde entonces se ha llevado a varios lugares de Cataluña.

Con la realización de estas arpilleras, las artistas han tenido la oportunidad de revivir recuerdos abandonados de su infancia, sentimientos dolorosos, la nostalgia causada por la añoranza de la tierra natal, o las primeras (des)ilusiones al establecerse en su nueva casa.

Esta arpillera explica cuando mis padres, mis hermanos y yo llegamos a Barcelona. Veníamos de Almería y el primer recuerdo que tengo es la estación de Francia, grande y muy bonita. Después lo que se ve en la arpillera: la montaña de Montjuic y arriba el castillo y muchas barracas.

Mi barraca era de madera, el techo de cartón cuero. Carecíamos de todo, no teníamos luz ni agua. Teníamos que ir a buscarla a la fuente y estaba lejos.

Mis hermanos, que eran pequeños, jugaban con una pelota de trapo. Mi madre bajaba todos los días la montaña para ir a hacer trabajos en las casas y mi hermana también. Y yo, que tenía 8 años cuidaba de mis hermanos y de mi casa, que era lo único que teníamos.

Fueron años duros para quien tuvo que dejar su tierra.

Cuando veo lo que pasa ahora recuerdo mis primeros años y me da rabia que todo siga casi igual.

En el campo de Cáceres donde me crie, primero se cosechan las olivas verdes con mucho cuidado y después se varean las negras. Hay que subir a los olivos con escaleras y capazos para coger las verdes cuidadosamente, para que no se rompan. Cuando están todas negras se hacen caer al suelo con las varas, para sacar el aceite. Nosotros teníamos aceite para todo el año en casa, el suministro de la casa lo teníamos allá, además de los olivos teníamos otras cosechas y animales.

Cuando se vareaban las olivas, éramos mis hermanos y yo los que, a veces, recogíamos todos los olivos de aquella finca, que no era nuestra. Los amos de la finca ponían la tierra y nosotros la mano de obra.

Allí vivíamos de lo que sembrábamos, no había ningún sueldo.

Lo que cosechábamos, nosotros se lo llevábamos a los amos al pueblo, todo era a medias, era un trabajo de toda mi familia y de ellos.

El recuerdo de esta época es duro porque yo ya tenía amigas que iban al pueblo mientras yo me tenía que quedar trabajando en el campo.

Cuando tenía 27 años, mi marido me dijo que encontraríamos una vida mejor en Barcelona. Él vino solo la primera vez y en diciembre del año 62 ya nos subimos los dos con nuestro hijo, al tren hacia Barcelona. La despedida fue dura, mi madre no quería que me fuera tan lejos con el niño tan pequeño.

He cosido la casa de mi pueblo, la casa de mis padres, donde yo me he criado y donde viví hasta que me casé y me fui a la casa de mi suegra a vivir. Cuando tuve que empaquetar las cosas porque me venía en Barcelona, mi madre vino dos o tres días a casa de mis suegros para ayudarme a preparar las cosas y a dejar todo recogido.

Esta es la cumbre más alta de Granada, que está siempre nevada, incluso en verano hay nieve. Aquí está el árbol que había en la esquina de la casa, una acacia, y este es el camino que va al apeadero donde yo, junto a mi marido y mi hijo, andaba para coger el tren. Tardamos 26 o 28 horas para llegar a Barcelona, entonces el tren iba lleno de gente que emigraba de todos los lugares de Andalucía.

Cuando llegamos a la una de la madrugada estaba todo nevado, aquella Navidad había nevado mucho.

Cuando recuerdo mi tierra me emociono mucho, recuerdo mi familia, mis hermanas, mis padres que ya no viven. Mi marido y mis suegros están enterrados en Barcelona, esperándome a mí.

Esta es la historia de cuando yo vine de Tánger, tenía 21 años y ya había tenido a mi hija. Mis padres vivían en Tánger porque emigraron desde La Línea cuando eran jóvenes. He vivido mi juventud y niñez con mucha ilusión. Después, cuando los árabes quisieron la independencia en el 57 las cosas cambiaron. Los españoles prefirieron irse antes de pasar miserias. Mi marido y yo teníamos la idea de quedarnos y adaptarnos a las circunstancias, pero mis padres ya eran mayores y no querían morirse allá, querían venir a España porque no tenían nada. Por eso decidimos venirnos todos a España con ellos.

Esto es lo que veía cuando venía al barco para España. Veía la mezquita, la iglesia y la escuela. Las iglesias y mezquitas eran muy bonitas, edificios emblemáticos de muchos estilos. Aquello ahora está mucho más deteriorado porque no hay dinero, hay miseria, ya no es como era.

En la representación del barco, cuento como crucé el estrecho con mi hija, que está cogida a mí cuando tendría unos 7 meses. He mezclado también algunos hombrecillos que están ahogando o muriéndose, para mostrar la situación de algunos árabes que hoy cruzan el estrecho, a veces, perdiendo la vida.

La primera vez que llegué aquí, cuando salí de la Estación de Francia, vi el cielo tan oscuro y gris que me chocó mucho, por eso aquí he cosido el cielo muy vivo, tal como lo recuerdo de Tánger y con el precioso mar de allá.

He volado tres veces en avión. La primera vez que viajé en avión iba con mi madre, mis hermanos y hermanas. Vinimos de Pakistán a Barcelona en 2007. Íbamos todos menos mi padre que ya estaba aquí hacía unos cinco o seis años.

La segunda vez que viajé en avión fue para ir a Pakistán hace un año, para casarme. Me llevaron al aeropuerto y subí sola. El avión estaba lleno de familias de Pakistán. Me quedé seis meses y hace un mes que he vuelto.

Cuando volví a Barcelona, también volé suela. Tenía un poco de miedo pero la azafata me ayudó mucho, toda la gente íbamos durmiendo.

Me gusta mucho Barcelona y quiero quedarme aquí a vivir. Mi marido vendrá para quedarse a vivir conmigo, ahora tenemos que arreglar muchos papeles.

En Marruecos fui a la escuela hasta los trece años. Después me quedé en casa trabajando, así es la vida…

A mí me hubiera gustado estudiar, mi madre y mi padre sufrieron cuando dejé la escuela. Soy la única de mis hermanos que no estudió porque cuando era pequeña no quería, y ahora lo estoy pagando. Me gustaría aprender a leer y a escribir bien, eso es lo más importante para mí.

He cosido una clase, donde mujeres extranjeras de todos los lugares vienen para aprender a leer y a escribir. Y no solo para eso, sino también para conocer gente y pasar el rato.

Es importante. Yo siempre tengo problemas, por ejemplo, cuando quiero ir a algún lugar para arreglar alguna cuestión de papeles y no puedo hablar bien. Siempre llevo los papeles hasta casa porque mi marido los rellena. En el médico también tengo problemas, cuando no me entiende sufro, pero si le explico poco a poco, él me entiende lo que quiero decir. Por eso me gusta venir aquí para aprender a leer y escribir, me gusta mucho el ordenador, lo utilizamos para escribir palabras.

Esta es mi casa del Pakistán a Gujrat, de la zona del Punjab. Allá las casas son grandes, dentro pueden vivir dos familias juntas. Tiene hasta tres pisos.

Cuando era soltera vivía con mis hermanos y mi madre, pero cuando me casé, con 15 años, me fui a la casa de los padres de mi marido, con su familia. Ayudaba a mi suegra y a mis cuñadas a hacer las cosas de casa. Hace cuatro años que vivo en Badalona y aquí las casas son más pequeñas. Los niños en Pakistán tienen espacio para jugar cada día con las bicicletas y las cometas, aquí no.

En mi país, en marzo, cuando llega la primavera y el sol, los padres y niños salen a jugar con las cometas. Subimos al patio de arriba de la casa, bailamos y comemos. Preparo mucha comida, una olla grande para todos, hacemos una buena fiesta para celebrar el comienzo de la primavera.

Esta es mi casa de Guadix, con los geranios y los claveles que se ponen a las fachadas. Cuando vine a Barcelona pensaba mucho en esta casa que dejé en el pueblo.

Vine en el tren que había en aquel tiempo, con mi hermana y con su hija que también venían a Barcelona. El viaje fue muy largo, viajamos con mucha gente que también venía para mejorar su vida. Vine soltera, y con ilusión, estaba contenta. Después, más todavía, puesto que conocí a mi marido y me casé. Ahora soy aquí con mis hijas y mis nietos, mi marido ya murió.

Aquí hay una mezquita, que es muy importante para mi religión, y también hay montañas, mariposas, pájaros, árboles y flores, porque me gusta mucho el campo y la naturaleza.

En mi ciudad hay muchas montañas, quizás por eso siempre me ha gustado más el campo que la playa. Pero en el campo no hay escuelas, no hay nada, ese es el problema, me gusta la ciudad solo para ir a clase, porque quiero aprender mucho. Me gusta hablar español.

Me gusta la vida con flores, me gusta la libertad. No quiero estar encerrada en casa, quiero salir, comprar, trabajar y ganar dinero para ayudar a mi familia. Libertad.

En Marruecos vivía en un pueblo y no podía hacer nada, no fui a la escuela, no trabajaba, nada. Ahora mis hermanos están mejor, todos fueron a la escuela.

Me gusta mucho mi país, pero me quiero quedar a vivir en Europa con mi marido, siempre feliz.

Hemos cosido un vestido de fiesta típico del Pakistán que visten las mujeres, una camiseta, unos pantalones y un pañuelo, de bonitos colores.

Es una ropa muy cómoda que nosotras siempre llevamos, es ancha y grande. Algunas mujeres españolas también visten así, les gusta mucho este tipo de ropa, pero ellas no se ponen el pañuelo, eso solo es para las musulmanas.

Los hombres también se ponen este tipo de ropa, hay poca diferencia, solo que la camisa tiene cuello.

Yo me hago mi propia ropa, a veces compro la ropa en Pakistán porque es más económica que aquí y coso a máquina en mi casa. Otras veces compro la ropa ya hecha.

En mi país también son muy importantes los bordados. Yo he bordado a mano mucha ropa de cama, las sábanas, las almohadas, muchas cosas.

Estas son mis manos de henna, llenas de pulseras como mí me gustan. Arriba hay un espejo con less, flecos en urdú.

Mis manos han trabajado mucho. Me levanto a las 7, hago el desayuno para mí y mis hijos con un té o chocolate, llevo a los niños pequeños a la escuela a las 8.30 y algunos días vengo a las 9.30 al Grupo Laila, para aprender castellano y otras cosas.

Hace unos 22 años que estoy casada y he criado a mis cinco hijos, todos son chicos.

En Pakistán he trabajado cosiendo desde casa. Con la máquina cosía la ropa para la cama, pero aquí solo trabajo en casa. Mis manos saben coser, bordar, cocinar, limpiar, peinar, escribir y mucho más.

Refugiados: el tren

Estas arpilleras nacen a partir de la exposición “Después de las olas” que tuvo lugar en noviembre de 2016 en el Ateneu Sant *Roc, en la cual se inspiraron. Las arpilleristas quisieron rendir homenaje al trabajo del grupo Open Arms Badalona. Con su conocimiento de algunas historias que habían salido a las noticias, plasmaron algunos acontecimientos como los que se pueden ver en las siguientes arpilleras.

Memoria colectiva. El año 1939, al final de la Guerra Civil española, miles de republicanos huyeron a Francia con la esperanza de ser acogidos.

La arpillera representa la fuga y las duras condiciones que vivieron en el campo de refugiados de Argelès, donde sufrieron frío, hambre, superpoblación, enfermedades, violaciones, muerte…

Esta fue la primera experiencia colectiva del Grupo de la Fundación.

A su corta edad, y después de perderlo todo, su familia, su hogar y quizás su país, vaga solo por el desierto. Solo con su perro y a pesar de todo no lo abandona, con él comparte su hambre y su soledad.

Los dos famélicos y cargando lo poco que tienen, cuando cree que todo está perdido, al horizonte, descubre un poco de vida, y con ella… ¡la esperanza!

Refugiados saharauis en el desierto de Argelia. Viven en jaimas, con mucho calor durante el día y mucho frío por la noche.

Viven en condiciones austeras y la mayoría no ve ningún final al exilio. Dependen de la ayuda internacional y con la crisis económica han sufrido muchos recortes. UNICEF, con todos sus medios, intenta consolidar campañas de vacunación, crear centros para familias, distribuir material escolar, mejorar la formación de profesores…

Con esta arpillera he querido recordar las condiciones de vida de este pueblo en campos de refugiados y la tarea de los cooperantes.

Es necesaria la ayuda de todos, ¡no lo olvidemos!

Tierra maltratada por la naturaleza, cubierta de lonas y de telas viejas haciendo formas de barracas para poder protegerse del frío y del sol. Cuánta historia habrá debajo de estas telas que no se sabrá nunca, gente destrozada, ilusiones perdidas, sin encontrar un futuro.

¡Cuánta gente se queda por los caminos hasta encontrar estos campos de refugiados! Esto es lo que yo he sentido cuando vi esta fotografía.

“El problema de la humanidad es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas.”

Bertrand Russell

Cuando huyen de las guerras no solo cargan con lo poco que pueden, también cargan con los miedos, la rabia, las injusticias…

Cargan con sus hijos y con sus mayores con la esperanza de darles una vida digna, y durante el camino, también cargan con dificultades y dudas sin saber en qué lugar los acogerán.

Reflexionando sobre los campos de refugiados, pienso que aquellas personas vienen huyendo de estas malditas guerras, del hambre y de todo tipo de necesidades.

Después de dar muchos tumbos por caminos, cruzando montañas y desorientados llegan a una frontera. Piensan que lo peor ya ha pasado, pero no es así. Se encuentran con estos alambres que les prohíben el paso. Y a algunos de estos hombres, mujeres y niños se los llevan a campos de refugiados y allí se encuentran también con carencias y hambre.

Pero también hay grupos de voluntarios que intentan hacer menos duro el día a día. Los ayudan dentro de sus posibilidades y sobre todo los escuchan. Intentando que vean un poco de esperanza.

Huir de tu casa, de tu pueblo, de tu país, dejar atrás la familia, los amigos, el trabajo. Huir buscando un futuro mejor, pero incierto. Qué valentía tienen los que lo hacen y atraviesan lugares hostiles y desconocidos. Y con todo esto en mi cabeza empecé a hacer esta arpillera, sencilla y plana en la que cada puntada era un toque de realidad. La playa de Lesbos, las barcas llenas de gente, el rescate y la llegada a la playa.

En la tela hay tres pequeños mundos: los niños que juegan a pesar de todo, los socorristas de Open Arms que lo dan todo para salvar vidas y un médico atendiendo a un niño que ha conseguido llegar vivo. Qué mal corazón y cuánta realidad, qué necesario no olvidar…

Mi arpillera es una denuncia del trato que recibieron unos refugiados en la frontera entre Serbia y Hungría, que corrían buscando su libertad y unos periodistas que cubrían un reportaje para la televisión, uno de ellos puso la zancadilla, tirando al suelo a un hombre serbio que llevaba a su hijo en brazos huyendo de la policía y con la intención de cruzar la frontera y conseguir una vida mejor.

En mi arpillera explico la gran tarea que hacen los chicos de Badalona. Escogí este tema como homenaje a ellos, por la gran tarea que hacen salvando vidas y exponiendo la suya. Todos deberíamos ser más humanos y ayudar más.

Sant Roc: el lugar de llegada

Puntada a puntada, las mujeres de Sant Roc han querido mostrar su barrio, la diversidad de su gente, las culturas que conviven y el aprecio que sienten por sus calles, sus fiestas… en definitiva, su gente.

A través de estas arpilleras podemos conocer algo mejor los casi 50 años de historia de este barrio de Badalona.

Conjunto de 12 arpilleras hechas con pequeñas puntadas que reflejan la realidad de los 50 años del barrio, elaboradas en 2016 desde la perspectiva personal de cada arpillerista.

Cada arpillera muestra una historia diferente de este barrio que vive detrás de experiencias venidas de todo el mundo, pero cosidas de esperanza por un mundo mejor.


Vendo rosas desde que tenía 12 años. El día antes de San Jorge voy al mercado a comprar todas las rosas para preparar todo con antelación. Este día me gusta mucho y me hace mucha ilusión ir a vender rosas porque es el único día del año en que tengo un trabajo fijo. Siempre soy yo la que se encarga de todo, aunque mi marido me acompaña en la parada. Allí me pongo a vender las rosas con el parasol y la mesa durante todo el día del 23 de abril.

Hemos querido representar como nos gustaría que el barrio cambiara, puesto que está muy deteriorado. Nos gustaría que se conociera como un barrio limpio donde hay buena convivencia y unión con los vecinos. Esta es nuestra ilusión, aunque no sabemos si la veremos hecha realidad.

He querido reflejar la Feria de artesanía que hacemos en las fiestas de mayo del barrio de Sant Roc. Las asociaciones preparan paradas con sus productos. Hay de todo: repostería, manualidades de ganchillo… Hay de todo y para todos los gustos. Acude mucha gente, se compra, se vende y lo pasamos de maravilla.

Cuando era pequeña ayudaba a cuidar a mis hermanos, yo soy la mayor y tenía que estar con ellos porque mis padres iban a vender y no podíamos ir a la escuela. De pequeña no sabía ni leer ni escribir y ahora que estoy en el Ateneu aprendo un poco. Mi hijo lo llevo a la escuela para que no sea como yo el día de mañana. Estamos aprendiendo todas juntas, las mujeres marroquíes y las mujeres gitanas. Unas aprendemos de las otras, nosotros aprendemos de ellas y ellas de nosotras.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

CELEBRAMOS EL 90º ANIVERSARIO DE LA II REPÚBLICA CON JAIME MARTÍN

Del 6 de septiembre al 30 de octubre de 2021, en la Sala Pequeña del MhiC, podréis encontrar la exposición 1936-1980. Tres generaciones bajo el mismo techo del autor Jaime Martín.

La exposición, comisariada por Cornellà Còmic, se inscribe en el ciclo de actividades de Viñetas migrantes. Cómic, migración y memoria que el MhiC está llevando a cabo desde el pasado mes de marzo bajo la coordinación de Lilianna Marín de Mas y David Fernández de Arriba.

Así mismo, desde el Museo se ha querido buscar un recurso para dar soporte a la celebración del 90 aniversario de la proclamación de la Segunda República. De este modo, empezamos el otoño con la conmemoración de esta efeméride, acompañada también por otras actividades expositivas que en breve se celebrarán en el Archivo Municipal Isabel Rojas.

 

LA EXPOSICIÓN

La exposición 1936-1980: Tres generaciones bajo un mismo techo, muestra la trilogía del autor Jaime Martín, de la cual forman parte los cómics Jamás tendré 20 años, Las guerras silenciosas y Siempre tendremos 20 años. Todos ellos inspirados en su familia.

A partir de la construcción del relato familiar vinculado a la casa que ha reunido estas tres generaciones, Jaime Martín nos conduce por la historia más reciente de España: desde el final de la República y la huida de sus abuelos hacia Cataluña, pasando por el largo régimen franquista y acabando con la transición, época que coincide con la juventud del autor. Jaime Martín crea de este modo un vínculo generacional, marcando tanto las diferencias como las similitudes entre su historia, la de sus padres y la de sus abuelos. 

La presentación se llevará a cabo el próximo 6 de septiembre a las 12:00 en el MhiC i contará con la presencia de la alcaldesa Filo Cañete y el regidor de cultura Andrés Pozo.


 #comicscornella

#jaimemartin 

#tresgeneracionesbajounmismotecho

#vinyetesmigrants

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

ESTE VERANO… TALLER DE CÓMIC EN EL MHIC!

¡Empezamos el verano con un taller de cómics!

Dirigido a escuelas, asociaciones y casals que buscan una actividad para su programación, desde el MhiC ofrecemos un taller de cómics conducido por la autora Nadia Hafid.

Durante todo el mes de julio ofrecemos la posibilidad de hacer una actividad única que ayuda a potenciar la creatividad mientras se descubre el museo y sus historias.

Podéis consultar las características y metodología del taller en el dosier que encontraréis en el siguiente enlace:

DOSIER TALLER DE VERANO “VIÑETAS MIGRANTES” / JULIO 2021

Para más información podéis escribir a

CAMOC Krakow 2020 (2021) Digital Annual Conference: The Right to the City

CAMOC Krakow 2020 (2021) Digital Annual Conference: The Right to the City.

MhiC Recomana

ICOM International Committee for the Collections and Activities of Museums Of Cities

Republiquem informació de: http://camoc.mini.icom.museum/conferences/krakow-2020/

CAMOC Cracòvia 2020 (2021) Conferència anual digital

El dret a la ciutat, 9-11 de juny de 2021

Després de diversos ajornaments a causa de la pandèmia i la impossibilitat de viatjar, la Conferència Anual CAMOC Cracòvia 2020 (2021) ha passat a ser digital! El nostre tema original de la conferència – El dret a la ciutat – continua sense canvis.

La nostra reunió in situ prevista ara se celebrarà en forma de conferència digital de tres dies, del 9 a l’11 de juny de 2021.

Registreu-vos aquí (obligatori): https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdzWtzIT20fZ9lJ8itAPyQ1jPW7amDHJKjc8QNV9hbuJAG3pQ/viewform

Sense taxes d’inscripció.

Ubicació: Museu de Cracòvia (“Muzeum historyczne miasta Krakowa”)

Títol: Conferència digital digital CAMOC Krakow 2020 (2021): The Right to the City, 9-11 de juny de 2021

Inici: 9 de juny de 2021, 14h CET

Estigueu atents a la informació actualitzada a la pàgina de Facebook de CAMOC.

Consulteu el programa de la conferència: http://camoc.mini.icom.museum/wp-content/uploads/sites/4/2021/05/CAMOC-Krakow-2021-Digital-Conference-PROGRAMME-Full.pdf

i la publicació dels resums de les ponències: http://camoc.mini.icom.museum/wp-content/uploads/sites/4/2021/06/CAMOC-Conf.-2021-KRAKOW-Book-of-Abstracts-F-1.pdf

ESPECIAL ‘VIÑETAS MIGRANTES’ EN EL #DIM2021

Con motivo del Día Internacional de los Museos y en marco de la exposición Viñetas migrantes. Cómic, migración y memoria, desde el MhiC queremos celebrarlo con dos propuestas.

MUJERES DIBUJANDO Y MIGRANDO LLEGA AL MUSEO DEL FERROCARRIL DE VILANOVA I LA GELTRÚ

Después de pasar por el vagón de el Sevillano y la Biblioteca de la Mina, nuestra instalación Mujeres dibujando y migrando. El viaje con perspectiva de género sigue su viaje y llega a la tercera parada de su trayecto: el Museu del Ferrocarril de Vilanova i la Geltrú.

Esta vez, la instalación y lecturas que la acompañan se situarán en la rotonda donde se encuentra la colección de coches históricos, concretamente delante del coche C-2302.

La visita a la instalación es de acceso gratuito y se podrá visitar hasta el 12 de septiembre.

2ª SESIÓN DEL CLUB DE LECTURA DE CÓMIC:
LA MISIÓN DE ALOU.

Por otro lado, el mismo día 18 a las 18:30h, celebraremos vía Zoom la segunda sesión del club de lectura de Viñetas migrantes.

En este caso, haremos la lectura de La misión de Alou. Una maternidad roja editada por Ponent Mon. Aprovechamos esta lectura para reflexionar sobre arte, pero también sobre patrimonio, espolio y conflictos, factores que afectan directamente a los movimientos migratorios.

Contaremos con la excepcional presencia de Ousman Umarfundador de NASCO Feeding Minds y escritor del libro Viaje al país de los blancos (Penguin Random House, 2019)— y de Jordi Principal —arqueólogo del Museo de Arqueología de Cataluña especializado en patrimonio situado en zonas de conflicto—. La sesión estará moderada por la historiadora del arte, especialista en cómic y conflictos bélicos y miembro de ACDCómic, Iria Ros.

Si todavía no os habéis inscrito, podéis hacerlo en este sencillo formulario: https://forms.gle/SyNddKVx1W6JFLhT8

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin

Podcast y Visitmuseum

La Noche de los Museos 2021 ya está aquí!

Empezamos un viaje nocturno por el MhiC con el podcast de la Noche de los Museos 2021 e inauguramos la audioguía Visitmuseum.

ACTIVIDAD VIRTUAL: a las 20.00h MhiC cierra al público y abre sus puertas virtuales con el PODCAST. Viaje nocturno al MhiC.

Varias voces nos acercarán al museo y a su territorio, el municipio de Sant Adrià de Besòs. MhiC, su temática, la gente que lo rodea y las nuevas herramientas para conocer el museo, desde cerca y desde la distancia…

Porqué MhiC es un museo del s.XXI y como materializa su vocación educativa? Qué significa tener un fondo abierto y construido por las aportaciones del público y como esto convierte a las personas a actores narrativos? Cómo se relaciona el museo con su entorno, con las visitas guiadas y los programas educativos?

Participan:

Filo Cañete Carrillo, Alcaldesa de Sant Adrià de Besòs

Josep Manuel Rueda Torres, Director de l’Agència Catalana del Patrimoni Cultural

Imma Boj, Directora MhiC

Jordi Vilalta, Educador MhiC

Carles Jódar, Locución

Norman López, Técnico

Gedi Media, Producción

Podéis reproducir el podcast aquí mismo, en Soundcloud i en iVoox.

ACTIVIDAD VIRTUAL: Ya está disponible la AUDIOGUÍA Visitmuseum.

Descubre el MhiC a través del Visitmuseum.

Visitmuseum es una iniciativa de la Agencia Catalana del Patrimonio Cultural. Las audioguías son un elemento de soporte a la visita presencial al museo que permite al usuario complementar su recorrido con contenidos disponibles en varios idiomas y una herramienta que permite realizar una visita virtual a través de la aplicación móvil gratuita (Android y iOS) i de la versión web.

La audioguía del MhiC está disponible en cuatro idiomas: catalán, castellano, inglés y francés.

Para cada equipamiento museístico, Visitmuseum ofrece una breve presentación, un recorrido por los principales ámbitos temáticos y una mirada detallada a los objetos más destacados. La aplicación presenta también todos los datos prácticos para la visita y los enlaces correspondientes para más información o para poder compartir la experiencia en las redes sociales.

Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Día Internacional de los Museos 2021

Empieza la cuenta atrás por el DIM21!

Este año, el Consejo Internacional de Museos nos invita a recuperar y reimaginar el futuro de los museos.

Recogiendo el lema de la comunidad museística internacional, la Direcció General del Patrimoni Cultural da soporte a la celebración del DIM21 con la organización de un conjunto actividades y creando la web y la imagen compartida DIM21. Con las actividades que promueve quiere dar visibilidad a dos de los colectivos que más han sufrido la consecuencia de la pandemia y que están directamente relacionados con el lema de ahora: las personas grandes y los jóvenes.

El MhiC se suma un año más a la celebración del DIM, esta vez con actividades y contenidos en línea, fruto de los proyectos del último año y del trabajo de todas las personas que han colaborado y participado.

Qué haremos…

Days
Hours
Minutes
Seconds

Sábado 15 de mayo

PUERTAS ABIERTAS de 10.00h a 14.00 y de 17.00 a 20.00h

ACTIVIDADES VIRTUALES: www.mhic.net a partir de las 20.00h el MhiC cerrará al público y abrirá sus puertas virtuales a:

PODCAST. Viaje nocturno al MhiC. Varias voces nos acercarán al museo y a su territorio, el municipio de Sant Adrià de Besòs. El MhiC, su temática, la gente que lo rodea y las nuevas herramientas para conocer el museo, desde cerca y desde la distancia…

Porqué MhiC es un museo del s.XXI y como materializa su vocación educativa? Qué significa tener un fondo abierto y construido por las aportaciones del público y como esto convierte a las personas a actores narrativos? Cómo se relaciona el museo con su entorno, con las visitas guiadas y los programas educativos?

Compartiremos el podcast, el mismo 15 de mayo, a las 20.00h al Blog MhiCosmos.

VISITMUSEUM. PRESENTACIÓN DE LA VISITA GUIADA VIRTUAL. Si no nos habéis podido visitar a lo largo del día 15 de mayo de forma presencial que sepáis que MhiC ya forma parte de la comunidad de el Visitmuseum! Por lo tanto, podéis hacer este viaje nocturno con nuestra nueva nave:  https://visitmuseum.gencat.cat/ca/mhic-museu-dhistoria-de-la-immigracio-de-catalunya

FELIZ NOCHE DE LOS MUSEOS !!!!

 

Lunes 17 de mayo

Seguimos con la fiesta de los Museos…

PUERTAS ABIERTAS de 10.00h a 14.00h

ACTIVIDADES VIRTUALES: www.mhic.net

EL VIAJE DE LAS ARPILLERAS: Exposición virtual. Nueva exposición temporal en línea dedicada a las Arpilleras de Sant Roc. Las arpilleras tienen su origen en Chile, donde durante los años 70 acontecieron una herramienta imprescindible por la lucha social. Mediante las primeras arpilleras, se denunciaban algunas de las vivencias del país bajo el gobierno de Augusto Pinochet.

Por las artistas de la Fundación Ateneu Sant Roc, las arpilleras han significado muchas cosas. Lo que empezó como una actividad más del Ateneu se ha convertido en uno de los rasgos distintivos de la Fundación, estableciendo un grupo fijo de arpilleristas que han colaborado en varios proyectos. La visión de estas mujeres es la que se plasma en esta compilación de arpilleras, cada una acompañada por la historia que el artista ha querido transmitir.

 

Martes 18 de mayo

PUERTAS ABIERTAS de 10.00h a 14.00 y de 17.00 a 20.00h

ACTIVIDADES VIRTUALES: www.mhic.net

Club de Lectura: Viñetas migrantes. Sesión en línea (zoom), 18.30h

Con motivo de la celebración del DIM21, el Club de Lecturea se centrará en el tema del patrimonio con “La misión de Alodio. Una maternidad roja”, de Christian Lax. Conducirá la sesión Iria Ros, historiadora de arte y miembro de lo ACDCómic y participarán Ousman Umar fundador de Feeding Minds y migrante y Jordi Principal conservador del Museo de Arqueología de Cataluña.

Inscripciones gratuitas en el enlace: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdemR4G_DDzZRRXWoH7DtiqKO_j45iGSgXbaRhxU-fZu-IUlQ/viewform

Ya disponible a YouTube, la sessió #1 con Jaime Martín y Pepe Gálvez.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Recuperar i reimaginar amb el públic

Grup d'institut participa a l'activitat recuperar i reimaginar al MhiC.

S’apropa el Dia Internacional dels Museus 2021 i MhiC invita als visitants a recuperar i reimaginar el futur.

Publiquem avui l’àlbum fotogràfic “RECUPERARA i REIMAGINAR” amb les aportacions de grups de visitants de les darreres setmanes que van participar en l’activitat.

També  compartim el diari de visita de l’institut Miquel Tarradell: Visita al Museu de Història de la Immigració de Catalunya MHIC.

Fins la propera!

Previous
Next

ESPECIAL SANT JORDI: CÓMICS Y ÁLBUMES ILUSTRADOS SOBRE MIGRACIÓN

Con motivo del Día Internacional del Libro y de Sant Jordi, desde Vinyetes Migrants os traemos una selección de cómics y de álbumes ilustrados que muestran las migraciones desde perspectivas muy diversas. Somos conscientes de la cantidad de obras de calidad que se han quedado fuera, pero creemos que esta pequeña selección puede servir como guía de iniciación.

Toda propuesta para ampliar la lista será bienvenida. Si habéis leído algún cómic sobre migraciones que no esté en la lista y creéis que debería estar, podéis compartir esta entrada y hacer vuestras aportaciones en los comentarios :).

Nieve en los bolsillos

Kim (NORMA EDITORIAL, 2019)

Es una obra fundamental, como demuestra que la hayamos escogido como imagen central de nuestra exposición. Kim refleja en Nieve en los bolsillos la emigración que tantos españoles se vieron obligados a realizar durante el franquismo. Este oscuro periodo en el que la represión política, el hambre y la falta de oportunidades —una situación que distaba mucho de la imagen idílica que trataba de mostrar la dictadura, especialmente en la España rural—, provocó un éxodo que separó familias durante muchos años y llevó a jóvenes, mayoritariamente hombres, a tierras francesas, alemanas y del resto de Europa.

Esta trágica situación se maquilló en películas como Vente a Alemania, Pepe, en las que se daba una visión muy distinta de la realidad a través del humor. Sin dejar su estilo característico y su dibujo aún totalmente analógico, Kim vuelve al cómic histórico con este retal de su propia biografía. De manera muy necesaria, nos trae de vuelta un pasado no tan remoto en el que los emigrantes que no conocían la lengua local, que hacían el trabajo que no quería nadie y que carecían de cualquier derecho mínimo, éramos nosotros.

Intisar en el exilio

Pedro Riera - Sagar (Astiberri Ediciones, 2019)

En 2011 Pedro Riera publicó junto a Nacho Casanova El coche de Intisar, cómic que retrata la situación de las mujeres en Yemen. De la mano de Intisar, la ficticia protagonista, somos testigos del profundo machismo que recorre la sociedad yemení. Ocho años después, en esta ocasión de la mano de Sagar Forniés, Riera recupera a Intisar para narrar la terrible situación que vive Yemen y que ha obligado a exiliarse a cientos de miles de personas.

 

A lo largo de la Historia, los conflictos bélicos siempre han provocado desplazamientos forzados de población y la atroz guerra impulsada por Arabia Saudí, con el beneplácito de Occidente, no es una excepción. El sentido del humor, la rebeldía de Intisar y sus amigas y el magistral uso del color —es necesario detenerse en las páginas dedicadas a Petra— hacen de Intisar en el exilio una lectura imprescindible para conocer de primera mano uno de los conflictos olvidados más trágicos de la actualidad.

El buen padre

Nadia Hafid (Sapristi Editores, 2020)

Con su primer cómic largo, Nadia Hafid —ganadora del premio de la ACDCómic a autora emergente en 2020— nos presenta una historia sobre su familia, las raíces y la incapacidad de establecer lazos en la tierra de acogida una vez se decide migrar. Para ello toma como eje la figura de su padre, migrante marroquí que vive con desasosiego y desesperanza su fallida integración en la cosmopolita y renovada Barcelona de principios de los noventa.

Nadia Hafid llena cada viñeta de una presión que traspasa el papel. La ausencia de diálogos y el peso que representan las formas y los colores mantienen un estado de tensión que nos da a entender desde un principio la situación que vive la familia en todo momento. También muestra cómo para una persona que decide empezar su vida en otro lugar la situación puede llegar a ser realmente tediosa y deprimente.

La grieta

Carlos Spottorno - Guillermo Abril (Astiberri Ediciones, 2016)

Guillermo Abril y Carlos Spottorno habían recorrido en multitud de ocasiones las fronteras europeas gracias a su trabajo para El País Semanal. Tenían más 25.000 fotografías y decidieron lanzarse a la aventura de crear un cómic con ellas para relatar lo que habían presenciado. El resultado es La grieta, una obra excepcional por su forma —las viñetas son fotografías tratadas digitalmente— y por su contenido.

Gracias a una detallada narración y al poder de las fotografías, Abril y Spottorno nos llevan a recorrer lugares fundamentales para comprender las migraciones hacia Europa como son Melilla, el monte Gurugú, la isla de Lampedusa o las fronteras de Bulgaria y Grecia con Turquía. Un aspecto esencial del cómic es que a diferencia de la mayor parte de los medios de comunicación da voz a los protagonistas del tránsito hacia Europa.

La misión de Alou. Una maternidad roja

Christian Lax (Ponent Mon, 2020)

En La misión de Alou encontramos la historia de Alou, un joven de Mali que recolecta miel y que por casualidad encuentra en un baobab una escultura de madera fechada en el siglo XIV. Por indicación del Hogón — el hombre más sabio de su pueblo —, Alou inicia un viaje que lo llevará a migrar hasta París para salvar la escultura de los ataques yihadistas que están arrasando con el patrimonio de la zona. El viaje se convierte en una odisea a través del desierto, donde es víctima de las mafias, y finalmente cruza el Mediterráneo en patera.

Con un estilo cercano al cuaderno de viaje, donde el lápiz y la acuarela fluyen con rapidez, Lax aporta a esta historia un dinamismo que sitúa al lector dentro de la acción frente a la brutalidad de los acontecimientos. La historia no solo narra el viaje de Alou, sino que también nos lleva a reflexionar sobre el patrimonio y las controversias que surgen a raíz de las políticas de conservación, gestadas con la visión etnocentrista propia de la vieja Europa. Coeditado por el Museo del Louvre, el cómic permite plantear el debate que todavía no han afrontado los grandes museos: ¿ha de prevalecer la conservación por encima del expolio que todavía sigue tan presente en las colecciones de los museos europeos?

Oscuridades programadas

Sarah Glidden (Salamandra Graphic, 2017)

Sarah Glidden, autora estadounidense de ascendencia judía, siempre ha mostrado un gran interés por Oriente Medio. En Oscuridades programadas, Glidden, acompañada por dos amigos periodistas y un antiguo marine que combatió en Irak, viaja a Turquía, Siria e Irak para mostrar las condiciones de vida de los refugiados iraquíes que han huído de la invasión norteamericana y sus terribles consecuencias. El contraste entre el kurdistán iraquí y el kurdistán turco o el de ambos con la Damasco anterior a la guerra civil siria juegan un papel importante en el cómic.

Además de reflexionar en profundidad sobre el periodismo y su papel en este tipo de conflictos, la dibujante muestra la complejidad de esta zona del mundo poco antes del estallido de las Primaveras Árabes. Sus conversaciones con refugiados y refugiadas dotan al relato de un cariz humano y personal que nos obliga a replantearnos nuestras ideas preconcebidas.

Asylum

Javier de Isusi (Astiberri / CEAR Euskadi, 2017)

Con total seguridad, uno de los aspectos más difíciles cuando hablamos de migraciones es mostrar empatía hacia el recién llegado sin caer en victimismos ni en paternalismos exacerbados. Para complicar aún más la cuestión, encontramos en el discurso de muchas personas el rechazo provocado por un racismo latente y, sobre todo, por la desmemoria.

En esta obra, Javier de Isusi recupera, a través de la palabra asilo, la historia de las migraciones en la España del siglo XX y crea un nexo entre aquellos que tuvieron que huir de la España de Franco ante las amenazas e intimidaciones y la de aquellos que recién llegados a nuestro país en pleno siglo XXI intentan encontrar un lugar en el que empezar de nuevo, huyendo, como lo hicieron nuestros abuelos y abuelas, de la miseria, la guerra y la coacción política. Con Asylum, de Isusi nos pone ante un espejo en el que se evidencian los prejuicios de una generación que creció en la prosperidad y que, lamentablemente, en muy poco tiempo ha olvidado su pasado más inmediato. Quizás, gracias a estas lecturas, las próximas generaciones sean más conscientes de su realidad social.

NiNA BUNJEVAC (ROCA LIBROS, 2015)

Nina Bunjevac es una autora canadiense hija de emigrantes yugoslavos. Sus raíces la han marcado profundamente y en Patria muestra con maestría como su historia familiar está íntimamente ligada a la historia de los Balcanes. La dibujante se remonta a su bisabuela para explicar el desarrollo político de Yugoslavia. Es especialmente interesante cómo muestra la realidad de la región durante la Segunda Guerra Mundial y la inmediata posguerra.

Bunjevac también recurre a la autobiografía para rememorar su infancia y cómo le afectó la separación de sus padres. El aspecto gráfico de la obra es magnífico y con su estilo característico, un blanco y negro muy trabajado, recorremos todo el siglo XX de la mano de la autora y su familia. Para cualquier persona interesada en la región balcánica es una lectura imprescindible, ya que permite reflexionar sobre multitud de aspectos, desde las divisiones étnicas a la memoria histórica, pasando, obviamente, por la emigración.

Un regalo para Kushbu. Historias que cruzan fronteras

VVAA (Astiberri / Ajuntament de Barcelona, 2017)

Cada migración es una historia distinta. En Un regalo para Kushbu encontramos nueve historias, nueve viajes y nueve orígenes muy diferentes, explicadas por nueve autores también muy dispares entre sí, pero que se encuentran en un punto común: la ciudad de Barcelona. Coordinados por Gabi Martínez, cada uno de los autores pudo tener contacto con los los protagonistas de las historias. De esta manera, pudieron crear un relato lo más fidedigno posible al tiempo que lo adaptaban al lenguaje del cómic.

Esta propuesta, coeditada por Astiberri y el Ayuntamiento de Barcelona y producida por la fundación Mescladís y la asociación Al-liquindoi, no solo nos muestra distintas historias de superación. También refleja que la posibilidad de encontrar apoyo y una salida a una situación límite existe y cómo, una vez más, el cómic sirve para acercar estos relatos a un abanico más amplio y diverso de la población.

Barcelona. Los vagabundos de la chatarra

Jorge Carrión – Sagar (Norma Editorial, 2015)

El escritor Jorge Carrión trabajó a cuatro manos junto al dibujante Sagar Forniés para crear un retrato íntimo del submundo de la chatarra en Barcelona. Herederos directos de Joe Sacco, las páginas de Barcelona. Los vagabundos de la chatarra son periodismo en cómic de primer nivel. La riqueza gráfica que aporta Sagar gracias al uso de atrevidas composiciones de página, a la inclusión de recursos poco habituales en el cómic como informes municipales o tuits, permite recorrer las calles de Barcelona en un momento tan convulso como el periodo comprendido entre septiembre de 2012 y septiembre de 2013.

Lo más interesante del cómic es que Carrión y Forniés dan voz a quienes habitualmente no la tienen. Vasile o Abudu, por citar a dos de los personajes más carismáticos, nos cuentan en primera persona cómo llegaron a la capital catalana y cómo se ganan la vida con la chatarra. El cómic tiene una gran capacidad de retratar la injusticia y en esta ocasión nos lleva a reflexionar sobre una realidad muy cercana y, lamentablemente, muy desconocida, que padecen nuestros conciudadanos.

Mexique, el nombre del barco

María José Ferrada - Ana Penyas (Libros del Zorro Rojo, 2017)

Mexique, el nombre del barco relata de forma muy poética la historia de los 456 niños y niñas que se embarcaron en Burdeos para exiliarse a México durante la guerra civil. El texto de María José Ferrada es muy emotivo y consigue acercarnos a lo que debieron sentir los niños y las niñas y sus respectivas familias en un momento tan trágico. Es un relato triste, lleno de miedos, pero también cargado de esperanza.

A pesar de estar ante un álbum infantil, las ilustraciones de Ana Penyas se mantienen fieles a su característico estilo. Es una de las autoras más reconocibles de nuestro cómic y en Mexique es capaz de complementar y amplificar los sentimientos que nos transmite el texto. Es una obra que disfrutarán niños y adultos, ya que permite diversos niveles de lectura.

Migrantes

Eduard Altarriba (Bang Edicions, 2020)

Migrantes forma parte de la colección Mi mundo, dirigida al público infantil. Eduardo Altarriba explica en este álbum qué quiere decir migración y qué ha supuesto históricamente este fenómeno de manera que niños y niñas puedan empatizar de un modo más directo —en casa, en el aula…— con distintas situaciones que seguramente también viven otros niños y niñas con los que comparten la cotidianidad.

Entre el cómic, el álbum ilustrado y un incipiente libro de ciencias sociales, la información que aporta Altarriba en todo momento es clara y se apoya en los aspectos visuales. Este título se complementa con uno anterior que lleva por título La Guerra. Ambos títulos incluyen dossieres anexos con datos de actualidad que aportan una visión aún más didáctica del tema tratado. Están disponibles en catalán y en castellano.

Migrantes

Issa Watanabe (Libros del Zorro Rojo, 2020)

Issa Watanabe ha creado un cuento sobre la migración poético, bello por la ilustración, aunque trágico y descorazonador por el relato. No nos extraña que este álbum haya recibido gran cantidad de premios. Sin emplear la palabra y solo a través del dibujo consigue transmitir emociones muy intensas. En una suerte de éxodo, distintos animales antropomorfizados empiezan una larga travesía. Conejos, osos, zorros, leones, tucanes, cerdos… todos ellos, tan distintos, tienen un objetivo común: llegar a un lugar que les proporcione una vida más feliz y mejor.

Página a página el grupo avanza, aunque siempre acompañado, unos pasos detrás, por un pequeño esqueleto que les pisa los talones. Es la muerte, que acecha y abraza en el momento menos esperado. Este es un concepto muy presente cuando hablamos desde un punto de vista naturalista de las migraciones animales, pero que incorpora otros matices cuando se trata de migraciones humanas, una especie que en principio ya ha dejado atrás su pasado nómada.

Sin diálogos, podemos palpar las dificultades, el hambre, el frío, la incertidumbre y el miedo de nuestros protagonistas. Es un relato triste aunque necesario para tratar temas de nuestro día a día con los más pequeños. Temas que, bien explicados, pueden convertirse en la semilla de una sociedad futura más preparada emocionalmente y más empática con las situaciones y problemas ajenos.

 

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook
Share on pinterest
Share on linkedin
Comentarios recientes